Es el fin de los bancos centrales nacionales como los conocemos (y yo me siento bien)

26 jun

Imagen

El primer pensamiento que me ha venido a lamente cuando he leído el texto esta mañana ha sido recordar esa vieja canción de REM: “It’s the end of the world as we know it (and I feel fine)”.

Por lo que parece ser, el Consejo Europeo ha optado por continuar su descontinuado proyecto de Unión Económica y Monetaria por el flanco presupuestario y bancario, dejando para más adelante la coordinación tributaria. Y en una reunión a cuatro bandas de los presidentes del Consejo, la Comisión, el Eurogrupo y el Banco Central Europeo se ha decidido crear una estrategia única para tomar decisiones en aquellos asuntos que afecten a entidades financieras de gran tamaño (muchas de ellas supranacionales y “too big to fail”), dejando la supervisión nacional para las decisiones que no afecten al resto de socios de la Unión.

Así, leyendo el texto que han presentado dichos presidentes, la reforma se asienta en cuatro puntos fundamentales:

  • Una estructura financiera integrada que asegure la estabilidad financiera particularmente en la zona euro y minimice el coste de los fallidos bancarios; esto requiere una supervisión conjunta a nivel europeo y mecanismos comunes de garantía de depósitos y de toma de decisiones.
  • Una estructura presupuestaria integrada que asegure una política fiscal sólida tanto a nivel nacional como europeo, que englobe coordinación, toma de decisiones conjunta, un mayor cumplimiento y pasos acordes hacia la emisión de deuda común. Esta estructura podría incluir diferentes mecanismos de solidaridad fiscal.
  • Una estructura de política económica integrada que tenga suficientes mecanismos para asegurar que las políticas nacionales y europeas promuevan crecimiento sostenible, empleo y competitividad, y sean compatibles con el buen funcionamiento de la Unión Monetaria.
  • Asegurar la necesaria legitimidad democrática y responsabilidad de toma de decisiones dentro de la Unión Monetaria, basada en el ejercicio conjunto de soberanía para políticas comunes y solidaridad.

El texto va desgranando cada uno de estos cuatro pilares que considera necesarios para la construcción europea. En el caso de la estructura financiera integrada, considera necesario un sistema de supervisión bancario único con dos niveles, uno de carácter europeo y otro de carácter nacional, con el objeto de que al nivel superior se le dé la responsabilidad última, así como un papel de reducción y prevención de las quiebras bancarias. Para este cometido, habrá de dotarse al Banco Central Europeo de competencias en los roles de supervisión de grandes entidades bancarias pertenecientes al área euro, y deberá crearse una especie de “Fondo de Garantía de Depósitos UEM”, dependiente del BCE (el texto habla de “esquema de seguro de depósito europeo” y “esquema de resolución europeo”).

Contra lo que se indica en algunos medios, del texto se desprende que el esquema de decisión europeo será finalista para cualquier institución bancaria de un país de la zona euro, sea transfronteriza o no, siempre y cuando su quiebra pueda suponer un riesgo para dicho país, y por extensión, para la zona euro. hoy en día, no podemos hablar de entidades nacionales y transfronterizas por el nivel de interconexión y de toma de participaciones, salvo que estemos hablando de entidades no cotizadas, como podrían ser, en el caso español, algunas pequeñas cajas de ahorro y las cooperativas de crédito.

¿Quiere esto decir que el Banco de España (y el resto de bancos centrales nacionales de la zona euro) van a desaparecer? Pues en principio, y a falta de mayor desarrollo del texto, no. El BdE, además de tareas de supervisión bancarias, posee capacidad normativa en el orden contable para entidades de crédito, que en el texto no se mencionan, pero que es muy probable que también se unifiquen a nivel europeo con objeto de mejorar la supervisión por parte del BCE. Es muy posible que los bancos centrales nacionales, tras haber perdido con la aparición del euro, su capacidad de emisión de moneda nacional y de variación de su fluctuación, subordinen gran parte de sus funciones al BCE, que se convertirá en último garante, y esperemos que más adelante, en la medida que las estructuras presupuestaria y de política económica integradas tomen forma, se produzcan emisiones de deuda pública europea conjunta, como debe corresponder a una moneda única. Así, el BdE y el FGD se convertirán en supervisor y garante de primer recurso, respectivamente, y el BCE y el fondo conjunto como supervisor y garante de último recurso

A pesar que la inexistencia de una política tributaria conjunta y coordinada entre los países de la UEM va a seguir causando desequilibrios en la distribución de renta, y que también sería deseable que estos avances en la unión fueran acompañados por avances en la democratización de las instituciones europeas (solamente se habla de legitimación parlamentaria nacional de los presupuestos, algo bastante insuficiente a mi parecer), al menos en el entorno euro, para atraer al resto de países a la Unión, la aparición de un desideratum como “solidaridad fiscal” o la aparición en el texto de una posible “oficina presupuestaria” (¿quizá con capacidad de emisión de deuda pública conjunta?) me hace pensar que tal vez la crisis haya creado una oportunidad para reforzar de una forma u otra la Unión Europea como actor económico internacional, lo cual, en un plazo medio, esperemos que acabe redundando en beneficio de todos nosotros.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.241 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: