Demagogia en Marinaleda y consumo social

8 Ago

Anteayer, el SAT ( http://www.sindicatoandaluz.org/), liderado por el simpar diputado Juan Manuel Sánchez Gordillo, realizó una de sus famosas “acciones reivindicativas”, y varios de sus militantes en Arcos de la Frontera (Cádiz) y Écija (Sevilla) asaltaron un hipermercado y un supermercado, respectivamente, con el objeto de “rescatar a las personas”, de acuerdo con la información que dan en su web.
Al SAT sigue sin entrarle en la cabeza, en pleno 2012, lo del pez y la caña, ni que la propiedad de los medios de producción debe generalizarse y no centralizarse en entes públicos planificadores que deciden arbitrariamente qué producir y qué no producir. Tampoco les entra en la cabeza que las formas de lucha revolucionarias utilizadas en los siglos XIX y XX devinieron anticuadas y fútiles cuando los pseudorregímenes revolucionarios elevados con ellas fueron derrocados paulatinamente en la medida en que iban evolucionando los medios de comunicación.
Durante toda la democracia, Sánchez Gordillo ha sido un político de grandes gestos demagógicos y de posturas políticas cercanas a la extrema izquierda pseudorrevolucionaria, la misma que apoya el inmovilismo que causa hambrunas en Cuba, Sudán, Irán, Siria o Corea del Norte.
Lo cierto es que las últimas declaraciones del secretario general del SAT y “palanganero” de Sánchez Gordillo, Diego Cañamero, declarando al primero “diputado del pueblo” (¡como si fuera el mismísimo Gran Camarada y Sol de la Revolución Kim Il Sung!) han revelado que esta campaña no es más que un paso más en la campaña demagógica de SG por elevarse como figura revolucionaria fundamental de IU y como diputado populista leninista de la izquierda de verdad. Lo mejor es que caigan en el juego sus adversarios en la propia IU, a los que el mismo Gordillo, en plena furia bolchevique, no dudaría en sacrificar si fuera necesario, como son Alcaraz, Llamazares y otros ingenuos mencheviques socialdemócratas.
Centrándonos en la acción reivindicativa, en momentos como rl actual, creo que es un deber de las personas que nos veamos afectadas por la crisis realicemos acciones de solidaridad. Y en el caso de los productores de alimentos de primera necesidad, sería mucho más efectivo que no consumiéramos fruta, verdura, carne, leche, huevos y resto de alimentos básicos en aquellos supermercados e hipermercados o de aquellas marcas en que su origen no sea un comercio justo. Y no me refiero a lo que de modo estricto se denomina “comercio justo”, sino a todos aquellos casos en que no se ofrece un precio correcto a los productores primarios, en que se traen dichos productos de países cuyos estándares laborales no sean lo suficientemente aceptables, en que se ha realizado algún tipo de explotación extensiva excesiva, etc. Y para ello necesitamos información, que surja de la Responsabilidad Social del comercializador final, que es al fin y a la postre quien debe controlar su cadena de valor. Y eso es lo que debemos exigir: que las grandes superficies realicen un control exhaustivo de la cadena de valor de los productos que comercializa para eliminar ineficiencias. De esa forma, favorecemos a los pequeños productores, a los que trabajan en grandes productores y nos beneficiaremos todos. Mediante asociaciones de consumidores, de vecinos, boicots a productos determinados y/o a cadenas determinadas y uso intensivo de RRSS, y lo más importante, sin violentar el Estado de Derecho, conseguiremos mejorar el bienestar y el nivel de vida de todos.

Un saludo y buenas tardes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: