Archive | mayo, 2013

Deporte y comida basura: ¿juntos y revueltos?

12 May

Este pasado sábado, El Corte Inglés realizó en la ciudad de Valencia la VII Olimpiada Infantil de Nuevo Centro (para los que no conozcan Valencia, uno de los centros comerciales más antiguos y visitados de la ciudad) en el Tramo III del Estadio del Turia, situado en el antiguo cauce de este río.

Es una iniciativa estupenda, no lo niego. La sociedad actual está cada vez más concienciada de la importancia del deporte en el desarrollo, tanto físico como intelectual, de los menores, así como el aprendizaje de valores que supone el deporte tanto individual como en equipo.

Pero quiero enseñaros una fotografía para que veáis un detalle que puede hacer que todo lo que acabo decir en la frase anterior quede absolutamente invalidado:

Copyright Paco Alonso

Fotografía: Paco Alonso @pacolonso

Vamos a ver, el fomento del deporte es importante, pero no lo es menos el fomento de una alimentación sana. Y lo que nos encontramos es a dos de las marcas que han contribuido en mayor medida a enfermedades a dos o tres generaciones en todo el mundo (obesidad, enfermedades coronarias, problemas diabéticos, etc.) son las protagonistas del acontencimiento deportivo, una en la animación y otra en los dorsales.

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

En mi aprendizaje sobre Responsabilidad Social Corporativa hay una palabra que siempre me ha gustado destacar a la hora de hablar de ciertas acciones: “greenwashing” (que vendría a traducirse como “lavado verde”). El Greenwashing se refiere de forma concreta a aquellas empresas que presentan sus productos y servicios como respetuosos con el medio ambiente mientras que siguen con su mala praxis perjudicial para el mismo. Pues bien, estas dos empresas lo que practican sería una especie de “Healthwashing” o “lavado saludable”, ya que sin demostrar que su producto sea realmente saludable o al menos inocuo para la salud, intentan vender “hábitos de vida saludable” de una forma torticera, patrocinando toda serie de acontecimientos deportivos, incluyendo Olimpiadas, pero de una forma más sangrante eventos deportivos infantiles, donde también practican el “brainwashing” metiendo su publicidad a machamartillo.

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

Seguramente, desde estas dos marcas me podrán argumentar que han pasado todos los controles sanitarios y blablabla. Me parece todo muy correcto, pero desde el punto de vista moral, y haciendo una analogía, creo que esta política publicitaria que están realizando estas marcas (y encima con la colaboración de medios de comunicación y de uno de los mayores clubes de atletismo de Valencia) es comparable a la de los que te pasan el primer “canuto” a la puerta del colegio (recordemos el componente adictivo de ambas marcas y el perjuicio a la salud que causan).

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

Y vosotros, ¿qué opináis?

 

La importancia de una adecuada formación para los profesionales en activo

4 May

Como he comentado muchas veces en este blog, la situación actual de la economía, sometida a un cambio constante y a escenarios de previsiones a los que hay que estar en permanente atención, necesita que existan profesionales que no solamente aporten un bagaje profesional de cierta valía, sino que estén en permanente crecimiento académico, en un ambiente de aprendizaje constante, tomando ejemplo para ello no solamente de las experiencias propias, que no dejan de ser enriquecedoras, sino recopilando metodologías y formas de hacer las cosas que no por ser distintas van a ser muy necesarias a la hora de enfocar una toma de decisiones rápida y compleja como cualquiera de las que nos enfrentamos en el día a día.

Así mismo, los profesionales han de estar en contacto continuo con las nuevas teorías y tendencias que en torno al management, la planificación estratégica, las nuevas empresas, etc. se desarrollen tanto en el campo de la investigación teórica como en la práctica diaria. Así mismo, debe tener conocimientos en todas las áreas básicas de la empresa (operaciones e innovación, marketing, finanzas, dirección de personas y sistemas de información). Y muy importante, que tenga una vocación emprendedora, ya sea dentro de una organización, ya sea a través de su propio proyecto de negocio y su desarrollo posterior.

Básicamente, un buen profesional ha de forjar un buen bagaje de habilidades directivas que le sea útil en cualquier momento de su andadura profesional e irlo reforzando poco a poco.

Una de las propuestas, en este sentido, que más ha llamado mi atención, es el Master Executive en Dirección de Empresas (EMBA) que la Cámara de Comercio de Bilbao, en colaboración con ESIC, ha desarrollado para directivos con experiencia profesional. Además de obtener con él una cualificación importante como profesional, permite el intercambio de experiencias profesionales, y la utilización de dinámicas interactivas y simulaciones empresariales lo hacen uno de los masters más atractivos de los que se ofrecen en la actualidad.

En conclusión, es importante no bajar la guardia en cuanto a formación y cualificación profesional, mantener un nivel de formación constante y adecuado y procurar un fluido intercambio de información entre profesionales para que podamos decir siempre que “estamos en el carro” profesional.