Archivo | Libros RSS feed for this section

La Aventura de Emprender, una lectura muy recomendable

13 Feb

Cuando me enteré de que Ángel María Herrera iba a publicar un libro sobre su experiencia emprendedora (gracias a su cuenta de Twitter @angelmaria, que sigo desde hace bastante tiempo y os recomiendo seguir), enseguida busqué todo sobre el libro: cómo iba a ser, cuándo se publicaba, qué contaría… Era tal mi inquietud que lo compré en prepublicación, y ayer (día de su lanzamiento) lo descargué en mi tablet en cuanto Paypal me señaló que ya estaba disponible. Lo siento, Ángel, soy de esos bichos raros que prefieren los libros en ebook por comodidad. 😉

Imagen

Para aquellos que no sepáis quién es Ángel María Herrera, comentaros que es uno de los socios fundadores de empresas como la startup cultural evoluZiona, el agregador de blogs Medios y Redes,  el sitio español para publicar libros gratuitamente Bubok, la empresa de branding influenZia y por supuesto, la Fundación Iniciador, dedicada al fomento del emprendimiento por todo el mundo. Con esos ingredientes, no puede haber un mal argumento.

A veces se aprende más de los emprendedores más cercanos, que parten de unas circunstancias parecidas a las tuyas, desde una situación parecida a la tuya, y desde tus mismas circunstancias que leyendo biografías de señores que han vivido otros tiempos, en otros lugares y con otras inquietudes.

He de deciros que yo pertenezco a la misma generación que Ángel María: la generación que vivió los albores de la informática personal, que usó Internet desde aquellos inicios del modem de 56K que impedían a tus padres llamar al teléfono cuando estabas conectado, que conoció MS/Dos en los PCs “clónicos”, como entonces se conocía a los que no eran de IBM pero copiaban su estructura, de los que hemos usado disquettes de 5 y 1/4 y de 3 y 1/2 para guardar información (cabía la milésima parte de lo que cabe ahora en un disco duro portátil, a ojo de buen cubero), que conocimos Linux y Windows cuando empezaban a decir papá y mamá, que se sentían fascinados por el correo electrónico, el IRC, los procesadores de datos, etc. Lo que a mis hijos les cuento como “la prehistoria de Internet”.

Yo seguí una trayectoria distinta a la del autor. Me puse a trabajar en una empresa mediana como economista contable, pero a la vez iba siempre probando gadgets y software interesante. Tuve un teléfono móvil en cuanto pude, ADSL en cuanto apareció, solicité banca electrónica para la empresa, les sugerí crear una intranet  para la comunicación interna y compartir documentación, expertise y conocimientos, hice todos los cursos habidos y por haber sobre Sociedad del Conocimiento, fui de los primeros en asistir a cursos online, en utilizar DNI electrónico, en sugerir el uso de firma electrónica y codificación de emails para documentos confidenciales… Intenté en todo momento ser un observador privilegiado de la sociedad tecnológica que estaba creándose. Siempre con la inquietud de dar el salto hacia ser mi propio jefe, pero nunca me atreví.

Es curioso cómo en los dos últimos años, ejemplos como el de Emilio Márquez, Carlos Blanco, Jesús Encinar, Sebastian Chartier, Javier Echaleku y el mismo Ángel María Herrera me han impulsado a emprender e innovar en un sector como el de la consultoría fiscal y contable y a tener en mente un proyecto ilusionante que solamente el tiempo y mi tenacidad dirán si ha sido grande o solamente un ejemplo de lo que no hacer.

La lectura de este libro, sencilla, entretenida, absorbente (me lo he leído en cuatro horas y media aproximadamente) te hace reflexionar sobre cómo si tienes una idea y tienes el empuje y los socios necesarios para llevarla a cabo, puedes conseguir que se convierta en tu negocio y a la vez en tu forma de vida, pero también te muestra que hay que saber compaginar vida y trabajo, y valorar lo más importante: tú mismo.

Ángel María Herrera nos demuestra, a través de las páginas de su libro, que España es un país donde una puede emprender si quiere, que un emprendedor debe sortear todas las trabas sin desaliento, que ha de buscar su propio equilibrio, que la ansiedad es el peor enemigo del emprendedor, que los logros son un privilegio de los tenaces y de los audaces, que si la vida te pone obstáculos has de eliminarlos o evitarlos, que si te rodeas de un equipo en el que puedes delegar y confiar tienes muchos pasos dados… Tantas lecciones en tan pocas páginas que no puedo más que recomendarlo encarecidamente.