Tag Archives: Administración Electrónica

Es fácil usar tu DNIe para sacar tus datos fiscales

10 Abr

En este artículo, quisiera explicaros cómo utilizar el Documento Nacional de Identidad electrónico, comúnmente conocido como DNIe, para realizar múltiples gestiones con las distintas Administraciones Públicas que ya tienen implementada la utilización de servicios telemáticos con las mismas, como es el caso de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), y específicamente, en un caso que nos interesa especialmente a todos, como es el caso del borrador de la Renta y los datos fiscales, muy útiles para saber si esta información se adecúa a los datos que obran en nuestro poder y podemos dar la confirmación del mismo, o debemos rectificarlos, todo ello sin necesidad de desplazarnos físicamente a las dependencias de la AEAT.

Si os habéis fijado, el DNIe lleva un chip metálico color cobre. En este chip están incorporados los siguientes datos:

  • Datos de filiación del titular. 
  •  Imagen digitalizada de la fotografía.
  • Imagen digitalizada de la firma manuscrita.
  • Plantilla de la impresión dactilar.
  • Certificado reconocido de autentificación y firma.
  • Certificado electrónico de la autoridad emisora.
  • Par de claves de cada certificado electrónico.

En principio, y a diferencia de otros certificados, vemos que los certificados de autentificación y firma, así como el de la autoridad emisora, van junto con el documento, por lo que aunque cambies de ordenador, los certificados no se pierden, ya que van insertos en el chip del documento.

Dichos certificados cumplen varias funciones. El certificado de autenticación garantiza electrónicamente nuestra identidad en transacciones telemáticas, esto es, que somos nosotros mismos los que estamos accediendo a datos personales, como puede ser por ejemplo en la consulta de la fe de vida laboral o las declaraciones fiscales ya presentadas.

El certificado de firma nos permite firmar trámites o documentos, sustituyendo en todo caso la firma manuscrita por la electrónica presente en este documento. Al encontrarse en posesión tanto del certificado anterior como de éste, se garantiza la identidad del firmante y se permite que se suscriba cualquier tipo de documento en el que dé su aceptación, como puede ser un contrato privado o una declaración fiscal, como en el caso que nos ocupa.

Junto con el DNIe, al sacarlo, os darían (o no, porque no todo el mundo lo pide) un PIN de unos 16 caracteres alfanuméricos. Este PIN tiene utilidad en el caso de que vayamos a utilizar los certificados de autentificación y firma que contiene el documento, que es a lo que vamos. Tanto si lo tenemos, como si no disponemos de él, lo oportuno será cambiarlo por un PIN más fácil de memorizar. Esto se puede conseguir en cualquiera de los puntos de expedición del DNIe, en un lector de impresión dactilar, en el cual, tras haber autentificado nuestra identidad con la huella almacenada en el chip, nos permite cambiar el PIN del DNIe. Digo que es oportuno incluso poseyendo el PIN entregado por el equipo de expedición por propia experiencia.

Aparte de trámites con la Agencia Tributaria, el DNIe es útil para numerosos trámites, tanto públicos como privados, especificados aquí.

El siguiente elemento que vamos a necesitar para utilizar nuestro DNIe en el ordenador es el lector de documentos. Durante el año 2009 se repartieron por parte del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información lectores de DNIe con únicamente el coste del envío por correo. Pero esa oferta duró poco, por desgracia, lo cual, bajo mi punto de vista, frenó bastante el uso del DNIe por parte de la gente, aparte de que daba ciertos problemas con las versiones antiguas de Windows, así como con LINUX.

Por lo tanto, el siguiente elemento que vamos a necesitar es un lector de tarjetas inteligentes o smartcards. Recomiendo nuevamente este sistema porque facilita su instalación en varios equipos, al contrario de un teclado con lector de smartcards o un equipo con dicho lector integrado, que limita muchísimo la movilidad que facilita el DNIe. Estos lectores están por un precio entre 10 y 30 euros. Pero sobre todo, hay que asegurarse que cumple los estándares para leer DNIe.

Con respecto a la instalación de la aplicación del DNIe, en la página de ZonaTIC gestionada por Red.es  podemos encontrar, en la opción “Aplicaciones”, el Asistente de Instalación del DNIe, que nos va guiando en la instalación de una forma sencilla.

Además, debemos instalar en el navegador o los navegadores, si son varios, el certificado raíz de la FNMT clase 2 CA. Hay que señalar que los únicos navegadores que admiten la aplicación son Internet Explorer (v. 6.0 o superior), Mozilla Firefox (v. 1.5 o superior) y, aunque no lo señale la autoridad certificadora, Google Chrome (yo lo he instalado con la beta).

Ahora viene el paso de comprobar si todo está correcto. Nos iremos a la página de comprobación, donde tras pedirnos el PIN del DNIe (acostumbraros, que lo pide muchas veces), nos saldrá, si todo es correcto, una pantalla como ésta. En caso contrario, el error se deberá a cualquier causa que no tiene que ver con el proceso de instalación.

Hay una solución, que sería instalar el certificado de la FNMT con los datos del DNIe, en caso que no queramos estar poniendo el lector de tarjetas constantemente. Eso lo dejo a vuestra elección, aunque yo prefiero siempre poner el lector por cuestiones de privacidad de datos.

Si ya tenemos todo instalado, ya podemos ir a la página de la Agencia Tributaria, y para comprobar y no caer en errores, irnos a la parte derecha, y pinchar donde pone Sede Electrónica. Se nos abrirá una página, y nuevamente a la derecha, aparece un pulsador donde se indica “Mis datos censales”.  Nos pedirá el PIN del DNIe, y a continuación aparecerán los datos censales de que dispone la Agencia Tributaria, que podremos modificar si no los vemos correctos.

Como este post se está alargando más de la cuenta, lo dejo aquí y me comentáis que temas os interesan que veamos acerca de la Administración electrónica o de la declaración de Renta. Os advierto que si son dudas de calibre alto, las resolveremos en plan profesional, es decir, cliente – asesor. Pero lo sencillo, lo podemos resolver en un comentario o un post.

NOTA: Hoy el acceso al servicio de Renta 2011 está caído, supongo que porque todo el mundo está deseando ver su borrador para que le devuelvan, en su caso, o para retrasar el pago lo máximo posible o confrontarlo con los datos de que dispone, en caso contrario. Ya veremos si mañana nos permite acceder al borrador y los datos fiscales.