Tag Archives: pago

¿Pago sin saber si voy a recibir el servicio? Prácticas erróneas en cursos online

24 Feb

Esta semana me comentaba alguien cercano que se había inscrito a un curso online de la editorial Tirant Lo Blanch (conocida por sus cuidadas ediciones en el campo académico) que iba a realizarse por Proaformación, que es la empresa dedicada a estas tareas propiedad de dicha editorial. Yo le comenté que en algunos casos había adquirido a través de su página web libros de empresa y derecho, ya que su servicio es bastante bueno y fiable (rapidez en el servicio, precios más económicos que en otras tiendas online, mensajería eficiente a pesar de los gastos de envío algo altos).

Pero aquí viene la sorpresa. Al preguntarle por la forma de pago del curso me comentó que se realizaba a la inscripción, normalmente entre 10 y 20 días antes de la realización del curso, por cheque nominativo o por transferencia bancaria, y que en el caso de que el curso no se celebrara, se devolvería el dinero a los inscritos. Estupor e indignación. Esto en el siglo XXI no se hace. Y menos en un país que se supone desarrollado.

En primer lugar, no puedo fiarme de alguien que me pida el importe de un curso (unos 400 euros) de 10 a 20 días antes y posteriormente, si no se realiza el curso, me lo devuelva. Supongamos que su cupo mínimo para considerar rentable la puesta en marcha del curso sean 21 alumnos y solo se han inscrito 20. Pues bien, la empresa tiene 8.000 euros jugando en el circuito monetario propio durante ese plazo de 10 a 20 días. Incluso en el caso de que realmiente se completara el cupo, el dinero circula previo el cumplimiento del servicio. Supongamos que realizamos 3 cursos al mes. Pues ya subimos la apuesta a 24.000 euros de efectivo contante y sonante circulando por nuestros canales bancarios mensualmente sin que hayamos prestado servicio ninguno para pagar proveedores, deuda, invertir en activos financieros o cubrir agujeros de una actividad poco rentable. Pero claro, quizá yo sea muy desconfiado y lo tendrán en una cuenta separada sin tocar.

En segundo lugar, las formas de pago “transferencia bancaria” y “cheque nominativo” son un poco pleistocénicas. Ambas tienen unos costes tanto para el emisor como para el receptor que no valen ni la pena mencionar. Vamos a ver, ¿cómo pueden en su filial de librería admitir tarjeta de crédito/débito y Paypal para pagar libros y ebooks, y no para la filial de formación? Bajo mi punto de vista es más seguro un pago por Paypal o tarjeta para emisor y receptor que por transferencia o cheque porque se minimizan los errores y ambos reciben confirmación cuasi inmediata. Pero nada. Se ve que tienen las empresas separadas por épocas.

Y por último, el sistema de confirmación. Había que enviar solicitud y copia de la transferencia y/o cheque nominativo por fax y/o por e-mail. Nada de formularios interactivos que envían la solicitud a la central y asignan automáticamente una clave alfanumérica para indicarla en el cheque o la transferencia, nada de facilitar los pasos al cliente. Burocracia empresarial. Papeles para arriba, mensajes para abajo, pérdidas de tiempo… 

Pues nada. Luego nos quejaremos de que perdemos clientes, o de que sale la empresa Cursalia y de la nada hace negocios vendiendo cursos y la llamaremos “pirata” cuando lo que está consiguiendo es eficacia en procesos intermedios y confianza con sus clientes.

A meditar.

Anuncios