Tag Archives: RSC

Deporte y comida basura: ¿juntos y revueltos?

12 May

Este pasado sábado, El Corte Inglés realizó en la ciudad de Valencia la VII Olimpiada Infantil de Nuevo Centro (para los que no conozcan Valencia, uno de los centros comerciales más antiguos y visitados de la ciudad) en el Tramo III del Estadio del Turia, situado en el antiguo cauce de este río.

Es una iniciativa estupenda, no lo niego. La sociedad actual está cada vez más concienciada de la importancia del deporte en el desarrollo, tanto físico como intelectual, de los menores, así como el aprendizaje de valores que supone el deporte tanto individual como en equipo.

Pero quiero enseñaros una fotografía para que veáis un detalle que puede hacer que todo lo que acabo decir en la frase anterior quede absolutamente invalidado:

Copyright Paco Alonso

Fotografía: Paco Alonso @pacolonso

Vamos a ver, el fomento del deporte es importante, pero no lo es menos el fomento de una alimentación sana. Y lo que nos encontramos es a dos de las marcas que han contribuido en mayor medida a enfermedades a dos o tres generaciones en todo el mundo (obesidad, enfermedades coronarias, problemas diabéticos, etc.) son las protagonistas del acontencimiento deportivo, una en la animación y otra en los dorsales.

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

En mi aprendizaje sobre Responsabilidad Social Corporativa hay una palabra que siempre me ha gustado destacar a la hora de hablar de ciertas acciones: “greenwashing” (que vendría a traducirse como “lavado verde”). El Greenwashing se refiere de forma concreta a aquellas empresas que presentan sus productos y servicios como respetuosos con el medio ambiente mientras que siguen con su mala praxis perjudicial para el mismo. Pues bien, estas dos empresas lo que practican sería una especie de “Healthwashing” o “lavado saludable”, ya que sin demostrar que su producto sea realmente saludable o al menos inocuo para la salud, intentan vender “hábitos de vida saludable” de una forma torticera, patrocinando toda serie de acontecimientos deportivos, incluyendo Olimpiadas, pero de una forma más sangrante eventos deportivos infantiles, donde también practican el “brainwashing” metiendo su publicidad a machamartillo.

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

Seguramente, desde estas dos marcas me podrán argumentar que han pasado todos los controles sanitarios y blablabla. Me parece todo muy correcto, pero desde el punto de vista moral, y haciendo una analogía, creo que esta política publicitaria que están realizando estas marcas (y encima con la colaboración de medios de comunicación y de uno de los mayores clubes de atletismo de Valencia) es comparable a la de los que te pasan el primer “canuto” a la puerta del colegio (recordemos el componente adictivo de ambas marcas y el perjuicio a la salud que causan).

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

Fotografía: Paco Alonso (@pacolonso)

Y vosotros, ¿qué opináis?

 

Anuncios

Ética en marketing y responsabilidad social corporativa

7 Abr

Imagen

Pues con este anuncio me he encontrado hoy domingo por la mañana en Facebook. Una empresa (Grupo Redsa) publicita sus servicios de detección de humos con una noticia de sucesos en la que se lee el triste fallecimiento de una niña de 14 años por inhalación de monóxido de carbono producido por un brasero.

Venga, vamos a anunciar condones con fotos de abortos, o cascos con accidentes de motos, u hospitales con gente muriéndose en situaciones lamentables, o residencias con personas mayores que acaban en su casa en condiciones penosas… ¿No hay límites éticos para la publicidad en redes sociales, o por extensión, en cualquier medio, social o tradicional? Es por saberlo, que voy a publicitar mi consultora fiscal y contable, y voy a poner noticias de embargos, quiebras y desahucios para publicitar mis productos.

Y lo mejor es que en su muro de Facebook se repiten constantemente las referencias a noticias de sucesos para publicitar sus productos. Eso, en mi pueblo se llama buscar beneficio de las desgracias ajenas. Vamos, como los abogados americanos que van a las puertas de los hospitales para que los accidentados demanden al lugar donde ocurrió el siniestro en plan buitres carroñeros.

Pero lo más curioso es que tienen un apartado de Responsabilidad Social Corporativa (y aquí viene el WTF!) en el que solamente aparece una empresa que no voy a nombrar porque es de un amigo, que se dedica a facilitar servicios a personas mayores y dependientes, supongo que es porque participarán en su capital. O sea, que no tienen ni puta idea (con perdón para las putas) de lo que es la Responsabilidad Social Corporativa, pero quedaba muy bien poner eso de que ayudan a emprendedores sociales. Y yo le doy un euro a los gorrillas cuando me buscan sitio y no me lo deduzco en la renta como colaboración con entidades sociales.

En fin, que hay gente que hace las cosas con absoluta falta de profesionalidad y luego se queja de que la culpa la tiene el Gobierno, los impuestos o el sursumcorda. Así nos luce el plumero.

Pasen ustedes buen domingo.

Postdata (20:14): Grupo Redsa ha retirado este tipo de entradas de su muro de Facebook, como podréis comprobar. Solamente me queda agradecer su rápida reacción y desear que tengan un gran futuro como empresa. Un fuerte abrazo.